tresemme-backstage MENÚ
TODO POR TU PELO: CONSEJOS

APRENDE A USAR LA LACA

Chica echándose laca TRESemmé-3

Tener una cita súper especial, lucir un peinado de infarto, salir a la calle y… ¡despeinarte! Si quieres que tu peinado permanezca intacto durante horas y horas, la solución es aplicar laca pero, ¿sabes usarla correctamente para que cumpla su función sin dañarte el cabello?

¿PARA QUÉ SIRVE LA LACA?

El principal uso de la laca es fijar peinados para que permanezcan intactos durante más tiempo, manteniendo siempre el movimiento natural del cabello.

Una buena laca también puede ser súper útil para conseguir mayor cuerpo y volumen y para combatir la humedad y los efectos del viento.

Además, la laca puedes usarla para cualquier tipo de pelo o de peinado: da igual si tienes el pelo rizado, liso, con ondas, o si llevas la melena suelta, moño, trenza, etc., la laca puede convertirse en tu mejor amiga si sabes usarla correctamente.

¿CÓMO SE USA LA LACA?

Antes de usar la laca, debes tener claro para qué la necesitas porque, dependiendo del uso que vayas a darle, deberás elegir el producto más adecuado a tus necesidades. Así que, antes de empezar, deberías preguntarte si lo que quieres es fijar un peinado o conseguir más volumen. Una vez hayas comprado el producto específico, debes seguir los siguientes consejos para aplicar la laca en el pelo de forma adecuada:

1. Antes de empezar, debes comprobar que la boquilla no esté obstruida. Para ello, haz una pulverización al aire. Si ves que está atascada, sumerge la boquilla en agua caliente para desatascarla.

2. Debes aplicártela manteniendo el bote alejado del pelo unos 20 o 30 centímetros. Con esta distancia, evitaremos dañar el pelo y dejarlo apelmazado.

3. Para repartir la laca uniformemente por todo el cabello, es necesario que te la apliques realizando movimiento circulares continuos.

4. Para conseguir en la melena un extra de volumen, debes poner la cabeza hacia abajo y rociarte la laca de las raíces a las puntas. Después, levanta la cabeza y colócate bien todo el pelo con los dedos.

5. En el caso de que te alises el pelo y quieras que te dure tu alisado mucho más tiempo, rocía un poco de laca en un peine y pásatelo, mechón por mechón, por todo el pelo.

6. ¿No te gusta cómo te ha quedado tu peinado después de echarte laca? No te preocupes, es tan fácil como pasarte el cepillo para retirártela y volver a empezar.

LACAS TRESEMMÉ

Dependiendo de tu tipo de cabello y del efecto que quieras conseguir, deberás elegir una laca u otra de diferente fijación.

En TRESemmé tenemos dos: la laca fuerte y la laca extrafuerte. Ambas son de secado rápido y te proporcionarán una fijación duradera y sin acartonamiento:

Y recuerda: debes usar la laca con moderación y siguiendo los consejos anteriores porque en exceso solo conseguirás que el pelo se te ensucie más rápido y se acartone.

Compartir

facebook share