tresemme-backstage MENÚ
TODO POR TU PELO: CONSEJOS

¿SABES LAVARTE LA CABEZA CORRECTAMENTE?

Chica sonriente lavándose la cabeza-6

¿Cuántas veces te has lavado el pelo a lo largo de tu vida? Han sido tantas, ¡que sería imposible contarlas! Y seguro que eres de las que piensa que cuanto más champú te eches y haga más espuma, ¡más limpio te quedará! Pues eso es un error. Si quieres lucir una melena sana, fuerte y brillante, empieza por realizar bien tu rutina de lavados.

ANTES DE EMPEZAR A LAVARTE LA CABEZA

Este primer paso que te vamos a contar seguro que nunca lo has llevado a la práctica y, créenos, ¡es el más importante! Confiesa: ¿sabes qué tipo de cabello tienes?

“No tengo brillo”, “se me queda el pelo acartonado”, estas y muchas frases más son muy comunes entre nosotras y solemos echarle la culpa al champú que usamos. Vale. Puede ser verdad, pero necesitas saber por qué te ocurre: cada cabello es un mundo y no a todas nos viene bien el mismo champú. 

Seco, graso, normal, rizado, con tinte, hay muchos tipos de pelo. Por eso, si no te gustan los resultados de tu actual champú, retrocede, averigua cómo es tu pelo y ¡elige el más adecuado para ti!

CÓMO LAVARTE EL PELO, PASO A PASO

Cuando ya hayas descubierto tu tipo de cabello y hayas elegido los productos más adecuados, debes seguir estos pasos para que tu melena luzca como nunca:

1. ¡Empezamos! Elimina los restos de otros productos que hayas usado como lacas, espumas… Por eso, antes de lavarte el pelo, cepíllatelo para quitar esos residuos.

2. Llegó la hora de usar el champú. Mójate el pelo y ponte en la mano una cantidad de champú del tamaño de una avellana. ¡No más, por favor! Masajéate el cuero cabelludo haciendo movimientos circulares con las yemas de tus dedos. Evita el contacto con las uñas. Este paso tienes que hacerlo dos veces: es decir, acláratelo y vuelve a lavártelo.

Chica en la ducha con el pelo mojado poniéndose champú en el pelo

3. Aclárate el pelo completamente porque llega la hora del acondicionador. Aplícatelo solo desde media melena hacia las puntas. Déjalo actuar unos 3 minutos para que penetre bien.

4. El último aclarado, ¡el más importante! Y como es el último hazlo con agua fría. ¡Sí! El agua fría mantendrá tu pelo con más suavidad y brillo. Así que sé valiente. 

5. Y ahora, sécalo con una toalla. Por favor, no te lo frotes. Debes presionar con cuidado para que la toalla absorba el agua sin dañártelo.

Chica sonriente secándose el pelo con una toalla

6. Ya solo te queda: ¡desenredarlo con un peine! 

Como ves, lavarse el pelo es cosa seria y exige una serie de cuidados a tener en cuenta para que se mantenga sano.

Compartir

facebook share